Para la seguridad de los trabajadores y de la propia oficina, resulta fundamental que el sistema de instalación de incendios en oficinas sea el adecuado y esté en perfecto estado. Trabajar de manera segura aumenta la tranquilidad y, por lo tanto, la productividad de todos los empleados.

A veces, resulta inevitable que haya algún tipo de accidente, por eso es necesario que estemos bien preparados, sepamos cómo responder al problema y contemos con el equipamiento necesario para detenerlo a tiempo. Desde Seguridad JCH queremos contarte cómo debe protegerse adecuadamente una oficina de un posible incendio.

Aspectos a tener en cuenta para prevenir un incendio

Aquí entra en juego la organización de la empresa. En este sentido, hemos de tener en cuenta los siguientes aspectos fundamentales a la hora de prevenir un posible incendio:

– Detectar los elementos que pueden generar fuego: tener muy claro dónde está el riesgo ayuda a asegurar bien la zona y a ahorrar tiempo en el caso de que se produzca algún problema.

– Formación sobre protección contra incendios: es necesario instruir a los empleados que trabajarán en el área y definir los protocolos de actuación.

– Identificar a tiempo los posibles focos de incendio: resulta básico que conozcamos el espacio en el que se desarrolla cada actividad para saber en cuál existe riesgo real de incendio. De este modo, podemos prevenirlo.

– Elegir un equipamiento contra incendios adecuado: es muy importante poseer el mejor posible para que, en el caso de que se produzca el incendio, podamos actuar eficazmente contra él y detenerlo cuanto antes.

– Revisión periódica del equipamiento: en algunas ocasiones, disponemos de todo lo necesario, pero no está en buen estado. Evidentemente, esto no sirve de nada. Hemos de revisarlo cada cierto tiempo, tanto si se le da uso como si no.

Equipamiento necesario en una instalación de incendios en oficinas

En el caso de las oficinas, existen una serie de elementos obligatorios con los que hemos de contar para garantizar la seguridad en el caso de que se origine un incendio. Son los siguientes:

– Extintores: sin lugar a dudas, son unos elementos imprescindibles para poder sofocar el incendio a tiempo. Han de estar situados en el lugar adecuado.

– Sistema de alarma: ante cualquier problema que genere una situación de caos, dará aviso tanto a las personas que se encuentren en la propia oficina como a los servicios de emergencia. Es obligatorio si la superficie de la oficina es superior a los 1000 metros cuadrados.

– Sistema de bocas de incendio: está compuesto por una red de tuberías para la alimentación del agua y por las propias bocas. Estas pueden contener una manguera plana o una semirrígida. En este caso, estamos obligados a tenerlo en oficinas que superen los 2000 metros cuadrados.

– Sistema de columna seca: el sistema de columna seca está formado por una toma de agua en la fachada o en una zona que sea fácilmente accesible y por una columna de tubería de acero galvanizado DN80. Hemos de contar con él si la altura de la evacuación excede los 24 metros.

– Sistema de detección de incendios: nos permite tener la oficina vigilada las 24 horas del día durante todo el año. El propio sistema se encarga de avisar en el caso de que haya algún problema incluso aunque no haya nadie en las instalaciones. Resulta obligatorio si la superficie del local excede de los 2000 metros cuadrados.

En nuestra empresa somos expertos en los sistemas relacionados con la detección de incendios. Además, contamos con todo tipo de alarmas, extintores, sistemas de protección perimetral y cámaras de vigilancia con circuito cerrado de televisión. Profesionales comprometidos con su trabajo, unos excelentes resultados y la confianza de todos nuestros clientes nos han convertido en una compañía líder en este sector.