Cada día tenemos una sensación de más inseguridad, tanto en nuestra vida como en nuestro hogar. Es por ese mismo motivo que muchas personas han decidido instalar una placa de alarma de seguridad en el exterior de sus viviendas. Sin embargo, aunque tienen la placa para intentar ahuyentar a los ladrones, no disponen de ningún servicio contratado. ¿Es esto una práctica legal?

En el artículo de hoy de Seguridad JCH queremos analizar en profundidad este tema. Veremos por qué muchos siguen realizando esta práctica, si es legal instalar una placa de alarma en casa sin tener contratado el servicio y si realmente es algo que funcione.

¿Por qué se hace?

Las personas que instalan estas placas sin contratar el servicio esperan que, por el simple hecho de verla en la fachada de la vivienda, disuada a los delincuentes. La premisa se basa en que el ladrón crea que realmente la vivienda cuenta con un sistema de alarma y, que si entra en la casa, esta llamará a la policía.

¿Es legal poner una placa sin contratar el servicio de seguridad?

Antes de responder a esta pregunta, es necesario diferenciar los tres tipos principales de carteles de alarmas que existen:

  • Alarma convencional no conectada.
  • Alarma conectada con una central.
  • Alarma con videovigilancia.

Placa de alarma convencional no conectada

Se trata de un cartel en el que se indica que hay una alarma en la vivienda, pero no hace referencia a que esta se encuentre conectada a ninguna central. Podemos colocar este cartel en casa, algo que es totalmente legal, incluso sin contratar ningún tipo de servicio.

Sin embargo, se trata de una opción con un efecto disuasorio de relativa efectividad. Si el ladrón ve un cartel de alarma no conectada, puede pensar que si no está conectada a ninguna central no tendrá ningún problema en entrar.

Placa de alarma conectada a una central

Probablemente, este cartel sea el más común y el más interesante para la mayoría de personas. Se trata de una placa identificativa de un sistema de seguridad específico de una empresa de alarmas. Por tanto, es perfectamente reconocible desde el exterior de la vivienda que dispone de un sistema de alarma conectada a la central de la empresa suministradora.

Este tipo de carteles sí tienen un probado efecto disuasorio en los ladrones. Sin embargo, colocar este cartel de alarma sin tener contratado el servicio es un delito.

La única manera legal de obtener el cartel es mediante un contrato de alarma con la empresa suministradora. Es inviable conseguirlo sin contratar el servicio.

Por otro lado, al usar el cartel sin un contrato se estaría infringiendo la Ley de Propiedad Intelectual y se estaría quebrantando los derechos de la marca. Como consecuencia, la compañía puede denunciar ese uso indebido.

Placa de alarma con videovigilancia

Estas placas de alarmas con videovigilancia son muy poco frecuentes. Para cumplir con la ley de protección de datos, en la placa, se debe incluir la información necesaria para identificar al responsable de los datos y su gestión.

Colocar la placa con los datos de un trabajador de una empresa con la que no tenemos un contrato supondría una ilegalidad. Lo único que podríamos hacer es manipularla e inventarnos los datos. Fácilmente, eso se notaría.

Como hemos analizado a lo largo de este artículo, instalar una placa de alarma en casa sin tener un servicio contratado solo es legal si esta no hace referencia a ninguna empresa de seguridad. Por lo tanto, para incrementar la seguridad de nuestro hogar, lo mejor es contratar el servicio de una empresa que sea referente en el sector como es el caso de Seguridad JCH en Albacete. Esta empresa se encargará de instalar tu sistema de alarma y de colocar la placa en un lugar visible como en la fachada o puerta de la vivienda o negocio.

Sin duda, los delincuentes se saben todas esas trampas, así que mejor estar preparados.