Los lectores biométricos están revolucionando el mundo de la seguridad en el control de accesos. Al pensar en biometría, lo primero que nos viene a la cabeza suele ser la huella dactilar, pero lo cierto es que los escáneres de huella solo fueron el principio de la seguridad biométrica. A continuación, vamos a explicar cómo los lectores biométricos están haciendo más seguros y eficientes los controles de accesos.

¿Qué es la biometría?

Para empezar, habría que saber qué es la biometría y cómo funcionan este tipo de lectores. De forma sencilla, podría decirse que es una tecnología que se usa para identificar las características físicas y de comportamiento de una persona. Nuestro cuerpo tiene muchas características que lo hacen único. La huella dactilar es un claro ejemplo, pero también es exclusivo de cada persona su sistema vascular (el entramado de venas que nos recorre por dentro), su iris, su retina, su forma de firmar un documento, la forma de la cara o de la mano, la cadencia y modulación con la que habla, etc.

Todas estas características que hacen único a un ser humano son capturadas por los sensores biométricos y guardadas en forma de bits a la espera de que el usuario vuelva y haya que comparar los datos que introduce con los que hay guardados en el sistema.

De esta forma, un trabajador que tiene que pasar un control de accesos en una empresa ya no necesitará tener un número pin memorizado, ni llevar siempre consigo una tarjeta de identificación. Bastará con su propio cuerpo para que el sistema verifique su identidad y lo deje pasar.

Tipos de lectores biométricos que existen

Y ¿qué tipos de lectores biométricos existen? Como hemos comentado anteriormente, la huella es el sistema más conocido, pero nuestra mano esconde otros secretos. Por ejemplo, se puede aplicar luz infrarroja sobre el dedo para captar el patrón venoso de su interior. Y este sistema de infrarrojos también se puede usar sobre toda la mano en caso de dispositivos pensados para la biometría vascular de la mano.

Escáneres oculares

Los ojos también sirven para pasar un control de accesos con lectores biométricos. El tipo de escáner ocular más conocido es el de iris, que mediante una cámara de alta resolución captura la forma, el entramado y el color de nuestros iris para crear una plantilla única y exclusiva de cada persona. No obstante, no es el único patrón que nuestro ojo oculta. Se pueden hacer escáneres de retina, que proyectan luz infrarroja sobre el fondo de nuestro ojo. La retina es como una pantalla sobre la que se refleja todo lo que vemos, y el sistema vascular que se esconde tras esta membrana también es único de cada persona.

Lector biométrico en Albacete

La biometría del comportamiento

Y, además de la biometría fisiológica, existen otros patrones exclusivos de una persona. Hablamos de la biometría del comportamiento, o cómo una persona hace algo. Dentro de esta sección, el reconocimiento de voz es uno de los más conocidos y muchos asistentes virtuales que permiten controlar móviles o dispositivos con la voz ya limitan el acceso a la agenda de contactos, a las llamadas o al calendario solo a su propietario.

La velocidad a la que se teclea, ya sea una palabra o una serie de números, también es un patrón distintivo de una persona que puede ofrecer una capa de seguridad extra a la hora de introducir un pin. Y la firma de una persona, que en sí no es nada segura, ahora se puede blindar mediante un sistema de reconocimiento biométrico que analice la presión que se ejerce en los trazos, la velocidad a la que se firma y las curvas exactas que se hacen.

Los lectores biométricos han llegado para revolucionar el control de accesos. Con ellos, los sistemas de seguridad se reinventan y perfeccionan para lograr lo que todos deseamos: más seguridad y tranquilidad.

Seguridad JCH, instaladora de control de accesos en Albacete

En Seguridad JCH te ofrecemos diferentes soluciones en sistemas de seguridad para el control de accesos. Sistemas adaptados a las necesidades del cliente. Pregunta por nuestros diferentes servicios; lectores térmicos, lectores TAG, lectores biométricos, control de acceso y gestión de ascensores y un largo etcétera. Pregúntanos, estaremos encantados de ayudarte.