Hablemos de los detectores de gas. A menudo, los procesos industriales incluyen sustancias altamente peligrosas, especialmente productos inflamables o tóxicos. Los gases forman parte de estos ambientes como participantes de reacciones, catalizadores o productos finales. Otras veces son residuos o subproductos indeseables. Los escapes ocasionales de gas ocurren, y crean un peligro potencial para la planta industrial, sus empleados y las personas que viven cerca. Incidentes y accidentes en todo el mundo, involucrando asfixia, intoxicación, explosiones y pérdidas de vidas es un recordatorio constante de este problema y una solución: los detectores de gas.

Planes de seguridad frente a fugas de gas

En la mayoría de las industrias, una de las piezas clave de cualquier plan de seguridad para reducir los riesgos para el personal y las instalaciones es el uso de dispositivos de alerta temprana tales como detectores de gas. Esto puede ayudar a proporcionar más tiempo para tomar una acción correctiva o de protección. También se pueden utilizar como parte de las medidas de control que integran el sistema de seguridad de una planta industrial.

Los sentidos del ser humano no son capaces de detectar muchos gases inodoros y peligrosos como el monóxido de carbono o el gas sulfhídrico (en altas concentraciones). De esta forma, los detectores, juegan un papel vital en la seguridad de las instalaciones y la prevención de los riesgos de accidentes.

Es por esto que nos esmeramos siempre en identificar y explicar, de manera concisa y simplificada, los principios de funcionamiento de los sensores, sus características, ventajas y desventajas dentro de cada ambiente de trabajo y, para que los profesionales del área tengan una idea básica de las soluciones que el mercado ofrece. Lo que puede ser un instrumento perfecto para determinada aplicación puede no presentar resultados satisfactorios para otras.

¿Que es un detector de gas?

En sencillo; un detector de gas es aquel aparato que detecta la presencia de gas nocivo en el aire, probablemente debido a una fuga. Si este gas tiene una suficiente concentración tóxica el detector produce una señal tanto acústica como óptica que alerta de esta fuga.

Es aconsejable colocar estos detectores en pasillos y rellanos, y no aconsejable hacerlo en otras estancias como pudieran ser baño, cocina, próximo a radiadores o zonas ventiladas o con focos de luz alrededor pues puede provocar confusiones al aparato y falsas alarmas. Existen modelos más sofisticados que pueden cortar el gas de manera automática o incluso los que detecta más de un tipo de gas, desde butano hasta propano, gas natural, etc.

Adecúa y mantén el sistema de detectores de gas

Instalar un detector de gas es algo que deberíamos hace, especialmente si tenemos una empresa o negocio. Una medida de prevención para prevenir daños mayores y/o irreparables. Es importantísimo adecuar siempre el sistema de detectores de gas a cada necesidad concreta dentro de tu empresa, para estar absolutamente seguros de que todo debe funcionar como debe y que nada fallará llegado el momento. Te recomendamos que nos visites si tienes cualquier duda. ¡¡¡En Seguridad JCH estaremos encantados de ayudarte!!!